Economía circular y un plástico más sostenible

Plástico reciclaje

Los años que vienen son cruciales para el futuro del plástico. Los cambios constantes en la economía y la necesidad de encontrar caminos más sostenibles hacen que la industria del plástico evolucione hacia una economía circular.  En ella, el uso de los recursos no solo maneja el final de la vida útil, sino también en sacar el máximo valor durante todo el proceso. El  para procurar su recuperación y reinsertarlo en el circuito ya sea recuperándolo o convirtiéndolo en energía. Es obligación de todos los actores, desde el productor hasta el consumidor, pasando por la industria de la transformación, el buscar mejoras para que el plástico sea más competitivo, pero también eficiente a la hora de recuperar. Los primeros deberían apostar por materia prima recuperada, y el consumidor final por el reciclaje exhaustivo de todo tipo de materiales.

Plástico en un futuro sostenible

El uso del plástico en el embalaje para la conservación de materiales, alimentos y todo tipo de productos ha quedado totalmente demostrable. En los próximos años, nuestro sector debe seguir trabajando hacia un plástico siempre más ligero y más versátilpensando siempre en crear un producto que sea de fácil recuperación al final de la vida útil. Ello sentará las bases para que el plástico acabe en una planta de recuperación en lugar de en un vertedero. Solo buscando la sostenibilidad en todo el transcurso conseguiremos que el plástico siga una ruta que permita volver a la cadena de producción. Así, lo regeneramos para volver a empezar el proceso y evitar que acabe en el entorno.

Fuente: Stock Plus

Economía circular: Objetivo 50% de recuperación para 2025

La producción mundial de plástico ascendió a 350 millones de toneladas en el año 2017 según el Plastics europe Market Research Group. A nivel europeo contamos con un 18,5% de toda esa producción englobando todo tipo de plásticos, y la clave, ahora, está en la recuperación y reutilización de estos al final de la vida útil del producto. Su uso generalizado se polariza, en casi un 40% en el embalaje, seguido por sectores como la construcción y automoción. En algunos casos, contamos con plásticos con una vida de servicio cercana a los 50 años, pero muchos cuentan con un periodo inferior al año, y es ahí donde debemos trabajar. La media de reciclaje en Europa es del 31% con una generación de energía del 40%.

El destino vertedero aún es de un 27% para los europeos, lo que nos urge a encontrar soluciones que llegarán por imposición desde la Unión Europea. El objetivo para 2025 pasa por conseguir el objetivo del 50% de reciclaje de esos plásticos. En esta “clasificación”, España se encuentra en una sexta posición que lo aúpa por arriba del 40% largo de esta recuperación. Por nuestra parte, el trabajo se está haciendo y en la última década España ha conseguido reciclar y reutilizar un 81% más de plástico, mandando un 44% menos de residuos al vertedero. La economía circular es la propuesta de la Unión Europea para intentar frenar esa oleada de plástico que no conseguimos recuperar.

Plástico reciclaje

Fuente: Freepik

Stock Plus, garantía de recuperación

Stock Plus trabaja siempre con los estándares más elevados en recuperación y reciclaje. Las bobinas de todos nuestros productos se realizan en polietileno de baja densidad. Así, podemos garantizar el 100% del reciclaje, tanto en plástico como en el mandril de cartón. De hecho, la iniciativa Corelight de Stock pasa por realizar mandriles con menos papel, para facilitar dicho reciclaje. La producción de Stock Plus cumple totalmente con la directiva 94/62CE. Esta acción está destinada a favorecer la reducción del impacto ambiental y protección del medio ambiente. El cambio hacia una economía circular nos garantiza un futuro mas responsable con nuestro entorno.